¡¡Arriba las cejas!!

Entremos en materia con una máxima de la belleza: ” las cejas definen la mirada”. Y vayamos más allá : ” las cejas mejoran/corrigen la mirada”. Pero la dificultad es hallar el diseño que logre los objetivos que nos han repetido miles de veces: que si agrandamos la mirada así, que si atenuamos los ojos caídos asá… La verdad está en la fisonomía particular de cada una y en la práctica con la que contemos y por ello, en vez de relataros unas reglas generales de depilación de las cejas (que por generales sólo sirven a rostros esteriotipados que no abundan), nos referiremos a dos formas de peinarlas y favorecer nuestra apariencia:

– ¿Os habéis fijado en que entre las famosas hay un tipo de “peinado” que se da mucho? es el in en cejas (hay tendencias para todo, ya sabéis). Consiste en, simplemente peinarlas hacia arriba. Para ello nos serviremos de los típicos peines ambivalentes cejas-pestañas, muchos de ellos con un reverso tipo peine y otro con cerdas, tipo cepillo.

Marcas al respecto son Beter y Tweezerman. Mac también cuenta con instrumentos de peinado realmente buenos. Tras peinar hacia arriba en la parte superior de las cejas sobresalen  picos de pelo irregulares y antiestéticos. Para corregirlos y definir la forma superior de las cejas pasad suavemente el mismo peine para rectificar los pelitos que sobresalgan, ninguno más. Así, los pelos del interior ascienden pero los de la periferia quedan laterales, siguiendo la forma natural de la ceja. Con las pinzas eliminamos los pelos que han quedado fuera del grueso de la ceja al peinarla. Son los de la zona más baja, cuya depilación servirá para trazar la forma de la parte inferior de la ceja. Las cejas han de ser naturales, no excesivamente finas, por ello suele bastar con quitar los pelos que quedan aislados.

– La segunda forma nos la trae Bobbie Brown. Ella recomienda dejar los tres o cuatro pelitos más cercanos al entrecejo peinados hacia arriba y el resto con la forma habitual. La maquilladora opina que este gesto reaviva la mirada. Además, muchas tenemos dos direcciones diferentes de nacimiento en la ceja y podemos aprovecharlo para peinarnos a lo Bobbie. Este look también requiere retoques: los pelitos levantados no deben sobresalir excesivamente, luego cortaremos con cuidado los milímetros estridentes que sobran; queremos naturalidad, pero naturalidad cuidada.

Chicas armaos de peine y paciencia: el reultado os puede dar una alegría.

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *